Cintas de Correr

Cintas de Correr. Aspectos básicos

Las cintas de correr son una de las máquinas de cardio más populares para el hogar ya que nos proporcionan un entrenamiento aeróbico sencillo pero eficiente. El uso de las cintas de correr implica una mejora no sólo de salud, también anímica y física.

Las Cintas de correr son una de las máquinas de gimnasio más populares y ampliamente utilizadas del mercado. Este tipo de producto resulta muy fácil de usar y puede constituir un excelente punto de partida para cualquier plan de trabajo fitness.

Hay de dos tipos: propulsadas eléctricamente o bien mecánicas sin motor.
Dependiendo del uso que vallamos a darle, podemos encontrar: Cintas andadoras, cintas de correr y cintas de correr profesionales.

A la hora de comprar una cinta de correr, hay muchos aspectos que debes tener en cuenta, como tu presupuesto o los objetivos que te hayas marcado.

Beneficios de las cintas de Correr

Menor impacto en las Articulaciones

Normalmente, las cintas de correr poseen algún sistema de absorción de impacto por lo que éste se reducirá y no ejerceremos tanto estrés en nuestras articulaciones como si practicaríamos este deporte en el exterior. Los sistemas de impacto que mejor funcionan, como es lógico, los encontramos en las cintas de gama media-alta.
Éstos, nos ayudarán a recuperarnos en caso de padecer algún tipo de lesión articular. Las cintas son muy recomendadas también para la tercera edad.

Corazón

La cinta de correr es una máquina de cardio muy útil para el diagnóstico de diversas enfermedades del corazón y otros posibles problemas cardíacos.
El cuerpo en muchas ocasiones no muestra ningún síntoma de problema hasta que es sometido a una cierta presión. Una sesión de cinta pondrá al cuerpo bajo cierto estrés que nos permitirá detectar si tenemos algún problema cardíaco.

Muchos estudios han demostrado que las personas sometidas a una prueba de cinta de correr y cuyos resultados no han sido del todo normales, tienen el doble de posibilidades de sufrir algún tipo de problema cardíaco que las personas que han obtenido un resultado con los valores esperados dentro de las medias establecidas.

El uso de cintas de correr habitualmente supondrá una indudable mejora de la circulación sanguínea y ayudará a que la presión arterial disminuya consiguiendo así fortalecer el corazón además de proteger a nuestro cuerpo de diversas enfermedades de los vasos sanguíneos.

Diabéticos

La realización de ejercicio con una cinta con cierta regularidad supondrá un factor muy importante en el control de los niveles de insulina en las personas con problemas diabéticos, especialmente en diabéticos de tipo 2. Realizando ejercicio de manera regular, se disminuirán los niveles de azúcar en la sangre en éste tipo de pacientes. Su combinación con una buena dieta, puede hacer que sean totalmente independientes de realizar tratamientos ya sea en forma de pastillas, pinchazos…

Una sesión de más de 20 minutos en una cinta de correr, hará que nuestros músculos obtengan la energía de la glucosa y reducirá los niveles de ésta en la sangre gracias al hígado que la estará liberando. Otro beneficio de realizar sesiones regularmente es que ayudarás a tu cuerpo a regular las hormonas encargadas de inducir al sueño permitiendo un mejor descanso y regulando los ciclos del sueño.

Pérdida de peso

La cinta de correr puede ser un medio perfecto para la pérdida de peso gracias a la quema de calorías. Su uso continuado y con una correcta dieta, es uno de los ejercicios de cardio con los que reducirás tu peso y mejorarás tu figura.

Se pueden realizar diversos tipos de entrenamientos para lograr tal objetivo como pueden ser entrenamientos interválicos o de larga duración. Si haces uso de la inclinación, el consumo de calorías será aún mayor.

Se acabaron las Excusas

Muchas veces que queremos salir a correr no nos es posible por diversos motivos. Las condiciones climatológicas, la falta de tiempo o el problema de encontrar buenos sitios de entrenamiento pueden ser motivos para no poder entrenar en momentos puntuales. Disponer de una cinta de correr en nuestro hogar eliminará todas estas “excusas” y nos podremos obligar a tener una rutina de entrenamientos. La seguridad es otra de las razones comunes que la gente destaca del uso de una cinta de correr, sobre todo mujeres a las que no les gusta correr solas.

Seguimiento de la Evolución

Cuando realizamos ejercicios en la cinta de correr, podemos conocer con exactitud multitud de datos: distancia recorrida, la velocidad a la que hemos estado trabajando o la inclinación de la superficie de carrera.

Todos estos datos, se pueden guardar para comprobar la evolución que estamos llevando a cabo y verificar si estamos consiguiendo los objetivos que nos habíamos marcado, logrando así una mejora constante en nuestros entrenamientos.

Multitarea

Mientras realizamos una sesión en nuestra cinta, podremos realizar diversas tareas a la vez. Podemos estar corriendo o caminando y al mismo tiempo podremos ver la televisión, escuchar música, navegar por internet e incluso trabajar. Para éste ultimo uso, se han realizado cintas especiales para usarlas en el escritorio mientras trabajas.

Selección de las mejores Cintas de Correr BH Fitness 2018

Tipos de Cintas de Correr

Cintas Andadoras.

Una cinta andadora es el modelo más básico de las cintas de correr. Suelen tener un cinturón de carrera más corto, suficiente para andar o carrera ligera. Incluyen una pantalla para la velocidad, la distancia, el tiempo, y las calorías quemadas y un estante para la botella de agua. Al ser más básicos, no suelen incluir un monitor de frecuencia cardíaca o programas de control de la frecuencia cardíaca.

Cintas de Correr.

Estos modelos tienen características adicionales a los modelos anteriores. Desde más programas de ejercicios hasta configuraciones controladas por frecuencia cardíaca. Los modelos de gama alta tienen incluso un monitor de frecuencia cardíaca de correa de pecho para controlar tus pulsaciones.

Cintas de Correr Profesionales.

Estas son las cintas más caras de todas. Las características que ofrecen son de gama alta. Construcción del chasis super-resistente que asegurará cientos y cientos de kilómetros. Correa de carrera mucho más amplia para ganar comodidad y un sinfín de modos de entrenamiento, incluyendo display con conexión al Smartphone, con pulsómetro e infinidad de parámetros.

Consideraciones a tener en cuenta para elegir la cinta de correr ideal para ti

Dimensiones de la cinta

El espacio que ocupa tú cinta de correr es un aspecto fundamental si no dispones de suficiente espacio en casa. Hay un número elevado de modelos que pueden plegarse y ocupar poco espacio después de usarse, lo que facilita su almacenamiento.

Tamaño de la cinta de carrera

La superficie de carrera es la parte de la cinta sobre la que se corre. Si tienes espacio de sobra, recomendamos que compres la cinta cuya superficie tenga mayores dimensiones, ya que unos centímetros de más proporcionan un mayor confort a la hora de correr.

Dependiendo de tu altura y zancada entrenarás más cómodamente en una cinta de correr u otra. Los usuarios con una altura superior a 1,80 m necesitarán una superficie de al menos 46 x 130 cm.

Peso máximo de usuario

El peso máximo del usuario está relacionado con el esfuerzo exigido al motor. Cuanto mayor sea este peso, mayor será el esfuerzo exigido al motor, y mayor debe ser la potencia de éste. Asegúrate de no estar en el límite del peso máximo soportado por la máquina para evitar que la máquina trabaje siempre forzada y ofrezca un rendimiento óptimo en el entrenamiento.

Potencia del motor

El motor es la parte más importante de la cinta de correr, determina su resistencia y durabilidad. Un motor más o menos potente dependerá, de tú peso como hemos comentado en el punto anterior y de los objetivos de entrenamiento que tengas.
Las cintas de correr de uso doméstico o semiprofesional llevan integrado un motor de corriente continua y las de uso profesional un motor de corriente alterna. El tipo de motor afecta al tiempo continuado que puede estar trabajando la cinta.

La potencia del motor se mide en caballos de potencia (CV o HP) en forma continua o en pico. La continua es la que puede mantener el motor de modo constante durante un entrenamiento. La de pico es la máxima que puede dar el motor de forma puntual, pero que no se mantiene de forma constante durante el entrenamiento.
La potencia en pico será siempre mayor, pero la potencia en continuo será la que determine la robustez y la capacidad real de la cinta de correr.

¿Cuánta potencia necesito?

La potencia que necesitas dependerá del ejercicio que pretendas realizar y de tu peso corporal. A modo de ejemplo, aquí tienes una guía de CHPs para las personas que pesan hasta 90 kg:

Caminar: 2.0 CV o más.
Footing: 2.5 CV o más.
Correr: 3.0 CV o más.
Si pesas más de 90 kg, deberás añadir 0.5 CV extra. No obstante, debes tener en cuenta que un motor que trabaje a máxima capacidad de forma muy constante, tiene una vida útil más corta.

Velocidad

Una velocidad máxima de 12 Km/h es suficiente para realizar un ejercicio constante y moderado. Si buscas entrenar más duro y de forma más intensiva, te recomendamos que la cinta de correr pueda alcanzar una velocidad comprendida entre los 16 y los 20 Km/h, de lo contrario alcanzarás rápidamente el límite de velocidad y la máquina no te proporcionará el nivel de entrenamiento que necesitas para poder seguir mejorando.

Inclinación

La regulación de la inclinación de la cinta puede ser manual o eléctrica. La mayoría de las cintas de correr tienen una inclinación comprendida entre un 8% hasta un 15%. La inclinación es un valor que tienes que tener en cuenta, ya que te permitirá simular carreras con mayor o menor pendiente y ponerte a prueba a una inclinación determinada.

Amortiguación

La amortiguación es una de las características fundamentales en una cinta de correr. Protegerá tus articulaciones más que entrenando en exteriores. La cinta absorberá parte del impacto y tus articulaciones sufrirán menos durante tus entrenamientos. Los sistemas de amortiguación pueden absorber el impacto entre un 15% y un 40%.

Existen algunos modelos con la opción de ajustar el nivel de amortiguación para conseguir una sensación más real. Estas cintas de correr permiten preparar carreras independientemente de cual vaya a ser el terreno.

Monitor y programas de entrenamiento

El monitor es la parte en la que se controlan todas las funciones que varían el tipo y la intensidad del entrenamiento.

Su pantalla muestra indicadores como velocidad, inclinación, tiempo, calorías quemadas o ritmo de carrera. Las prestaciones de la cinta de correr aumentan según el precio y gama de la cinta de correr.

Los programas de entrenamiento integrados se ejecutan automáticamente siguiendo un objetivo prefijado (quema de calorías, entrenamientos de fuerza, resistencia o velocidad, etc). Dependiendo del modelo escogido, la cinta de correr puede tener hasta 100 programas diferentes con los que llevar cabo entrenamientos personalizados y variados.

Extras tecnológicos

Un aspecto cada vez más determinante a la hora de comprar una cinta de correr, es la posibilidad de llevar a cabo entrenamientos interactivos.
Muchos fabricantes ya están integrando sistemas que se integran con la tecnología de los diferentes dispositivos Tablets y Smartphones con el fin de ofrecer, mediante Apps específicas, una experiencia más amena, visual y motivadora que con las cintas de correr tradicionales.

Mantenimiento

La lubricación es uno de los puntos más importantes de mantenimiento de la cinta de correr y debe realizarse a menudo. Se ha de hacer con un spray de silicona sin aditivos adicionales.

Para un buen mantenimiento de la cinta de correr es necesario comprobar el nivel de lubricación de la cinta de correr. Esto debe realizarse aproximadamente cada 200 horas de uso, 150 km o una vez al mes.

Para lubricar de forma correcta la cinta y conseguir un mejor mantenimiento deberemos:

· Parar la cinta y desenchufarla de la corriente
· Levantar uno de los laterales de la banda de rodadura y aplicar el spray lo más horizontalmente posible asegurándonos de que llega al centro de la banda
· Repetir el proceso en el lado contrario de la banda de rodadura
· Eliminar el exceso de silicona que se haya podido generar
· Volver a enchufar la cinta y caminar sobre ella durante cinco minutos a una velocidad moderada (máximo 5 km/h) para conseguir que la lubricación se distribuya por todo la banda de rodadura

Tanto la falta de lubricación como el exceso de la misma son perjudiciales para el correcto mantenimiento de la cinta de correr, por lo que se recomienda realizar este procedimiento a menudo utilizando únicamente la cantidad necesaria de spray.

Selección de lubricantes para Cintas de Correr

Limpieza y cuidado

El correcto cuidado de la cinta es importante y hay que cuenta que debe colocarse en una superficie plana para que la cinta y el motor estén equilibrados.
Se recomienda colocar un protector de suelo para no dañar la superficie, para disminuir el ruido y prolongar la vida útil de la cinta de correr.

Utilizar un trapo limpio y seco para limpiar cualquier rastro de sudor que haya podido quedar después de cada entrenamiento.

Una vez a la semana quitar el polvo y la suciedad de la superficie y de la consola con un trapo limpio. Importante utilizar sólo agua ya que los productos de limpieza pueden dañar los acabados de tu cinta de correr.